Indice de felicidad Emresarial (IFE)

TEST DE FELICIDAD Descargar (IFE)

La actividad  laboral junto con  las  tensiones comerciales  y las exigencias en el cumplimiento de los objetivos de los proyecto empresariales, originan reacciones extrañas debidas al simple hecho de trabajar bajo presión.  El  actual  entorno competitivo genera ansiedad, preocupación y estrés. La necesidad de tener  éxito obliga a las empresas a desarrollar al máximo las habilidades intelectuales como emocionales y para ello todas las aptitudes cuentan y la risa y el buen humor son el broche de oro.

Un clima laboral positivo, donde la risa y el buen humor están presentes, representa uno de los más importantes elementos motivadores para conseguir una buena comunicación y complicidad entre las personas de una misma organización. Podemos conseguir que ir a trabajar se convierta en  un verdadero placer.   Si pudiéramos elegir, nadie aceptaría un trabajo en el que nos viéramos obligados a desarrollarlo en una atmósfera amenazante y poco atractiva.

El humor, la sonrisa y la risa juegan un papel  estimulante en  la  creación  de  esa atmósfera, así como  en la mejora de la productividad  y la creatividad.   El sentido del humor y la risa fortalecen la salud física, mental y emocional, potencian mi parte creativa y divertida, contribuyen a desarrollar nuestra autoestima y asertividad al poner el cimiento del humor: la capacidad de reírnos de nosotros mismos y de nuestras preocupaciones. Ayudan en la comunicación, la relación, la formación de equipos, la solución de conflictos y sobre todo en la creación de un ambiente donde el trabajo, aunque difícil y exigente, pueda hacerse a la perfección  y que además sea interesante y divertido.

Los jefes y directivos que recurren al sentido del humor, más que al sarcasmo, para resolver los conflictos inevitables de la empresa, promueven empleados más capaces de regular sus emociones en situaciones difíciles y arriesgadas. Los directivos que bromean de manera sana durante situaciones tensas o de mucho estrés pueden hacer que sus colaboradores se sientan más cómodos y aceptados, menos ansiosos y más dispuestos a comunicarse de forma positiva. Tal vez los responsables de las empresas pueden crear y usar una forma de evaluación del grado de humor en el trabajo como una manera de propiciar competencias positivas para adaptarse a las situaciones de estrés y los conflictos y evitar la inadaptación en sus colaboradores. ¿Cómo podemos evaluar si nuestra empresa tiene una actitud risueña y positiva?

Pruebe de hacerse alunas peguntas con el INDICE DE FELICIDAD EMPRESARIAL (IFE) y tal vez pueda vislumbrar si en su empresa el humor y la felicidad están presentes o por el contrario necesita desarrollar urgentemente un plan de activación y renovación de la alegría.

Atrévase a  cuestionar estas y otras preguntas más que se le ocurran y podrá saber, sin lugar a dudas, si su empresa goza de una actitud positiva y tiene la capacidad de afrontar su actividad diaria con alegría y buen humor.

La risa y el sentido de humor, son una potente herramienta de motivación, nos permite escoger con libertad con que actitud afrontamos nuestro trabajo y nos relacionamos con las personas de nuestro entorno, como plantearnos el trabajo desde una perspectiva de juego y diversión aumentando nuestra motivación y deseo de realizarlo, nos permite alegrar nuestro día y el de nuestros colaboradores, compañeros  y clientes y nos permite concentrarnos en el presente porque solo de esa forma podemos disfrutar y estar felices con lo que hacemos.

DESCARGUE GRATUITAMENTE EL CUESTIONARIO (I.F.E.) y valore el grado de felicidad de su organización. Si nos lo envia, le mandaremos un pequeño informe y nuestras recomendaciones.

Hacer clik aqui


  • Comparte en
Ultima modificación: 08-02-13  a las  00:20